Noitebús: ¿éxito o fracaso?

17 11 2009

La Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Transportes del anterior gobierno de la Xunta de Galicia puso en marcha hace 4 años el Programa de transporte nocturno a lugares de lecer, más conocido como Noitebús, un programa ambicioso de transporte nocturno a lugares de ocio nocturno para intentar reducir la siniestralidad en las carreteras como consecuencia del alcohol. Después de desarrollarse el proyecto aumentando geográficamente su cobertura, los meses de funcionamiento y las frecuencias de paso, el Noitebús se ha consolidado con la actual Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, que continúa con el programa.

Este servicio empezó en el año 2006 como experiencia piloto, incrementándose el número de líneas cada año: actualmente la Consellería quiere mantener 240 rutas en toda Galicia durante todo el año, ya que durante los años anteriores algunas rutas –las consolidadas- funcionaban durante todo el año, mientras que otras sólo funcionaban de forma estacionaria (especialmente en verano y navidades). También se ha de señalar que algunas líneas fueron suprimidas por la baja demanda, como las líneas que unían la comarca de Bergantiños con Carballo y Ponteceso.

Durante los años que lleva funcionando el Noitebús, el precio del billete ha sido siempre de 2 euros, dando derecho a la utilización sin límite de veces del servicio durante una misma jornada, sin ninguna posibilidad de reducción de este importe si sólo se utiliza una vez y sin venta de títulos simples de un viaje.

Me gustaría remarcar esta cantidad: por primera vez en Galicia se intenta fomentar el uso del transporte público con bajos precios, teoría que os vengo explicando en diferentes artículos (aumentar la demanda a través de motivaciones económicas), ¡y es que el precio de este servicio es muy inferior a la del resto de transportes públicos que hacen las mismas rutas de día!; y aún así no para de crecer el número de usuarios, todo lo contrario que en el resto de transportes, sobre todo en el transporte marítimo y en los autobuses urbanos (ver el artículo Estadística de transporte de viajeros).

Las estadísticas muestran que el Noitebús ha sido un gran éxito: el servicio fue utilizado por 280.459 viajeros durante el año 2008, triplicando la cifra registrada durante el año anterior. Durante el verano de 2009 el servicio registró 101.824 usuarios, incrementándose en un 121% respecto al verano de 2008 (46.048 usuarios). En esos meses, los de mayor demanda, la línea más utilizada fue la que conecta las zonas de ocio nocturno de los Ayuntamientos de Baiona y Vigo, con un total de 4.252 personas en 18 días de servicio; y la que registró un menor número de demandantes fue la que une los municipios lucenses de Ribadeo-Meira y Vilalba.

Por provincias, A Coruña concentra el 45% de las líneas, seguida de Lugo (22%), Ourense (17%) y Pontevedra (16%), aunque también existen autobuses nocturnos interprovinciales, como el que realiza la ruta A Cañiza-Ribadavia-Ponteareas y el de la ruta Vila de Cruces-Melide.

Pero este crecimiento continuo siempre ha ido acompañado de polémica: desde los primeros años, muchos ayuntamientos que recibían los Noitebús se quejaban alegando que sólo les traían borrachos adolescentes que no podían tener coche, y que aprovechaban la nueva oferta de transporte nocturno para salir de marcha (las quejas son sobre todo por hacer “botellón”) en los municipios con mayor “movida nocturna”, a los que antes no tenían posibilidad de acceso. También se han registrado actos vandálicos en los propios autobuses, llegando a romper cristales, destrozar los asientos y tirarlos por las ventanas este verano en Ferrol, y según los propios conductores se consume alcohol y drogas con asiduidad en el interior de los autobuses.

Ante esta situación ha habido respuestas diversas desde las instituciones: algunos ayuntamientos (como el de Baiona, destino de la línea más utilizada) propusieron la suspensión total del servicio. La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, por su parte, afirma que está planteándose una “reflexión” sobre cómo reformular este servicio. Como medida concreta, el Conselleiro avanzó que su departamento estudiará la posibilidad de establecer limitaciones, entre ellas la prohibición de acceder a este servicio de transporte con bolsas de bebida.

Desde mi punto de vista, estos inconvenientes no tienen el mismo peso que las grandes ventajas del servicio de Noitebús: aumenta la seguridad vial, reduce el número de accidentes y muertes en nuestras carreteras, contribuye a reducir los problemas de mal estacionamiento que existen en las zonas de ocio nocturno y, sobre todo, comienza a educar sobre la peligrosidad de mezclar alcohol y conducción ofreciendo por primera vez una alternativa.

Para terminar, os dejo este link con las rutas y los horarios existentes, que se pueden descargar en la página de la Consellería (que, por cierto, sigue teniendo el nombre del antiguo gobierno en el texto de presentación del servicio).

Anuncios