Ampliación del Puente de Rande

28 05 2009

Parece que la ampliación del Puente de Rande está cada vez más cerca tras la decisión del Gobierno central de no considerar necesaria la elaboración previa de un estudio de impacto ambiental que hubiera retrasado la redacción del proyecto de obra. El acuerdo del Ministerio de Medio Ambiente fue publicado en el Boletín Oficial del Estado y obliga a los responsables de infraestructuras de la Xunta y del Ministerio de Fomento a gestionar la ejecución de la obra  Desde mi punto de vista, la medida de ampliación del puente no es la más adecuada para solucionar la congestión del tráfico de Rande, otro parche más para un problema de movilidad, pero no una solución de futuro.

Imagen 13

 Eso sí, creo que una remodelación del puente es absolutamente necesaria, pero sin que suponga un gasto tan elevado: asfaltado uniforme, adecuación de los carriles de incorporación en la entrada del Morrazo y redefinición de los límites de velocidad a ambos lados para adecuarlos a los del puente.  Una buena alternativa sería la construcción de una autovía por el interior, pues además de no tener peaje (antigua reivindicación), esta autovía absorbería la mayor parte del tráfico Norte-Sur, reservando Rande para los desplazamientos entre la Península del Morrazo-Pontevedra y el Área Metropolitana de Vigo.  Pero la solución menos costosa y más factible sería fortalecer el transporte público de la Ría de Vigo a través de un plan de movilidad ambicioso (la construcción de la Autovía supondría un gasto de 222 millones de €), que además de ser una inversión de futuro contribuiría a promover el transporte público urbano que conectase con el puerto y que descongestionaría el tráfico del centro de la ciudad; descongestión que debe ser prioritaria para la ciudad de Vigo en los próximos años.  Después de la resolución de la Unión Europea sobre la liberalización del transporte de ría, es la hora de darle un fuerte impulso para hacerlo competitivo.

Os propongo tres medidas simples (inspiradas en la experiencia de Freiburg) que a medio plazo serían muy rentables tanto en costes directos como indirectos:

  1. Realizar una primera inversión potente para que se cree competencia en el transporte de ría.
  2. Incentivar una política de precios a la baja, abaratando los precios (que cueste más ir de Vigo a Cangas-Moaña en coche que en barco!!!). Esta medida contribuiría a descongestionar el tráfico de Rande, incentivaría a las compañías navieras a incrementar la frecuencia de sus trayectos y haría más cómodo el desplazamiento a los usuarios.
  3. La última medida sería establecer un billete integrado de transporte. Así, el usuario que llegase a Cangas, a Moaña o a Vigo en barco (que es más rápido que el coche), no debería pagar más para ir a su destino (si este es otro que el puerto, claro está), ahorrándose parkings y contribuyendo a descongestionar el tráfico del centro de los núcleos urbanos.

Esta inversión inicial, que ha de ser ambiciosa y potente, tendría efectos visibles a corto plazo, y se recuperaría a medio plazo, ya que incrementaría extraordinariamente el número de usuarios del transporte público, y todo sin contar el ahorro millonario que supondría no hacer la ampliación del puente.  Pero bueno, ya sabemos cómo les gustan a nuestros gobernantes las obras faraónicas, que llamen la atención, y cómo se despreocupan de optimizar la gestión de los recursos existentes, debe ser porque ésto no sale en primera página de los periódicos….

 

Anuncios